Diccionarios, Recursos, Reflexiones

Desventajas de usar el traductor como diccionario

Es habitual ver en clases a alumnos usando el traductor de Google como diccionario. Parece que es una práctica muy extendida y por ello me gustaría analizar aquí sus inconvenientes:

Acepciones (español a inglés)

Cuando buscamos una palabra en el traductor, siempre nos aparece una de las acepciones de forma muy llamativa. Normalmente, por prisas, es la que utilizamos y creemos que es la correcta. Hay que tener en cuenta que dos idiomas no tienen por qué tener un funcionamiento idéntico. Por ejemplo, en español decimos cortar o trocear y en inglés podemos encontrar muchos más verbos (cortar – cut, trocear – chop, cortar en rebanadas – slice, cortar en dados – dice…).

Veamos un ejemplo. Cuando quiero hablar sobre dar un paseo por el campo, si busco en el traductor, esto es lo que me aparece:

Es un fallo común que cuando un alumno quiere hablar de sus intereses, escriba «pasear por el campo» utilizando erróneamente esta palabra Sin embargo, si buscamos en un diccionario, nos quedará clara la diferencia.

Frases

Además de las acepciones, arriba podemos observar cómo en el caso de WordReference aparecen ejemplos de frases en ambos idiomas que nos ayudan a entender el significado exacto de cada palabra. En el caso del traductor, sólo nos aparece información sobre el tipo de palabra y su frecuencia.

Pronunciación

Otra gran ventaja de los diccionarios es la opción de elegir entre diferentes acentos a la hora de escuchar la pronunciación de una palabra. Además de esta opción, contamos con la transcripción fonética de la palabra, que nos sirve para familiarizarnos con este alfabeto y con los sonidos.

Si quieres comprobar la importancia de elegir el acento, te animo a que escuches la diferencia de pronunciación entre la siguiente palabra con acento de Reino Unido y con acento americano.

Escuchar la pronunciación de stupid

Formas compuestas

La cosa se complica cuando la expresión o palabra que buscamos se traduce como un verbo frasal (verbo + adverbio/preposición). Pongamos el ejemplo del verbo buscar:

En el traductor aparece la opción search for como principal, pero abajo podemos ver que hay muchas más opciones, aunque no queda claro cómo utilizarlas.

Sin embargo, en el diccionario, podemos ver numerosas aclaraciones sobre cuándo utilizar según qué verbo frasal, con ejemplos de frases y con un apartado de formas compuestas para mayor información.

Conclusiones

Aunque el traductor pueda parecernos más cómodo, el resultado suele ser menos preciso y nuestro aprendizaje infinitamente menor. Por ello, te recomiendo varios diccionarios en la sección RECURSOS.

¿Y tú? ¿Qué diccionario utilizas? ¿Me lo cuentas en comentarios?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *